"".

Mi lista de blogs

martes, 25 de julio de 2017

FLAN DE QUESO Y LIMA CON SALSA DE NUECES


Último reto antes de las vacaciones. Esta vez, lima y nueces.

La verdad, las nueces me encantan pero no las veía yo combinadas con lima. Ya sé que  a mucha gente, y sobre todo a alguno de mis mejores "catadores", les encanta el sabor del limón o la lima en los postres. A mi ni un poco. Pero un reto es un reto.




Después de darle muchas vueltas, me incliné por este flan de queso y lima con salsa de nueces. Es una receta muy, muy sencilla de hacer y, si bien no es ligerita en calorías, si es fácil de comer.

La receta de flan está basada en de la archiconocida tarta tres chocolates, hecha con sobres de cuajada en lugar de gelatina. Lo he acompañado con una salsa de nueces o intxaur-saltsa, que está buenísima. Esta receta la aprendí cuando vivía en San Sebastián. Es un postre típico -o lo era- de la navidad en los caseríos vascos. Y tiene un sabor a nuez que combina perfectamente con el flan de queso y lima.




Como adorno le he puesto unas nueces caramelizadas. Quedan muy vistosas y son muy fáciles de hacer. Basta con preparar un caramelo y bañar las nueces. Luego se ponen a enfriar bocabajo para que quede esa especie de estalactita de caramelo. Cuando esté fría se corta el caramelo a la largura deseada y ya está.  Un adorno de lo más aparente.





FLAN DE QUESO Y LIMA CON SALSA DE NUECES

Ingredientes:


Flan:

  • 200 gr de queso crema
  • 1 brick de nata de montar
  • 200 gr de leche entera
  • 150 gr de leche condensada
  • 100 ml de zumo de lima
  • 2 sobres de cuajada
Intxaur-saltsa
  • 1/ 2 litro de leche entera
  • 100 gr de nueces peladas
  • 125 gr de azúcar
  • Corteza de lima y canela  al gusto

Elaboración:

Flan:
  1. Poner todos los ingredientes en una cazuela y batir bien.
  2. Calentar hasta que hierva sin parar de remover.
  3. Echar en moldes individuales o en uno más grande caramelizado.
  4. Dejar enfriar en el frigorífico hasta que cuaje (por lo menos cuatro horas).
Intxaur-saltsa

  1. Moler las nueces con el azúcar hasta reducirlas a polvo.
  2. Echar en un cazo con la leche  y las cortezas/canela.
  3. Cocer a fuego lento durante al menos una hora removiendo de vez en cuando.

Montaje:

Servir los flanes con algún fruto rojo para aportar frescura y acidez al plato y acompañar con la salsa de nueces. A mi me gusta que todo esté muy frío, pero es para gustos.




lunes, 17 de julio de 2017

TARTA MOUSSE DE NUTELLA





¡Ningún cumpleaños sin tarta! Por lo menos mientras yo lo pueda remediar. Y esta vez por partida doble, versión española e inglesa de la msma tarta. Bueno, la verdad es que solo cambia el idioma de la felicitación...





Esta tarta es una triunfadora. Le gusta a todo el mundo, a los chocolateros y a los que no lo son tanto porque, la verdad, es muy suave. Al llevar nutella es más dulce que las hechas con chocolate fondant y el saborcillo a avellanas también le da un toque muy apropiado.

Además es realmente fácil de hacer y, si no haces bizcocho y usas un fondo de galletas molidas, ni siquiera lleva horno. No se puede pedir más.

La decoración la he hecho con chocolate blanco y unas nueces caramelizadas. Con el caramelo sobrante he elaborado esa especie de nido con la nuez caramelizada en medio. La pena es que con el calor que hacía los adornos de caramelo no llegaron a la cena...







El bizcocho que he usado es el llamado "bizcocho de cuchara", es decir, por cada huevo que se usa hay que añadir una cucharada sopera de azúcar y una de harina. Fácil de recordar, ¿no?.
Lo he bañado con un sirope suave de chocolate para que esté más jugoso porque si no tiende a quedar un poco seco.
Encima del bizcocho va una mousse hecha con nutella, chocolate, nata y claras de huevo. Queda francamente suave y esponjosa .
Para finalizar, lo he bañado con baño espejo que me encanta porque queda muy brillante y profesional. La versión inglesa está hecha con una ganache de chocolate, igual de rica o más pero no tan vistosa.










A tener en cuenta antes de empezar: 

  • Disponer un aro o molde desmontable de 22 cm. Se puede usar más grande pero la tarta quedará más baja.
  • Conviene poner una tira de acetato alrededor. Queda un acabado más profesional.
  • Antes de preparar la mousse se debe dejar listo el bizcocho bañado dentro del molde.
  • Echar rápidamente la mousse para evitar que se cuaje y queden desniveles en la superficie.
  • Antes de bañar la tarta conviene meterla media hora al congelador. Así el baño cuaja al entrar en contacto con la tarta.



TARTA MOUSSE DE NUTELLA

Ingredientes:

Bizcocho:

  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar (unos 120 gr)
  • 4 cucharadas de harina (100 gr)
  • 1 cucharada de cacao en polvo
Sirope de chocolate:
  • 200 gr de agua
  • 200 gr de azúcar
  • una cucharada de cacao en polvo
  • Se le puede añadir algún licor
Mousse de chocolate:
  • 400 gr de nata de montar
  • 2 claras de huevo
  • 200 gr de nutella o nocilla
  • 100 gr de leche
  • 4 hojas de gelatina remojadas en agua fría
  • 50 gr de chocolate fondant
Baño espejo:
  • 120 ml de agua
  • 150 gr de azúcar
  • 50 gr de cacao en polvo
  • 100 ml de nata
  • 3 hojas de gelatina hidratadas en agua fría

Elaboración:

Bizcocho:

  1. Batir los huevos con el azúcar hasta conseguir punto de cinta, es decir, que doblen el volumen, blanqueen y que formen una cinta cuando se deja caer la masa desde la cuchara.
  2. Añadir la harina tamizada con el cacao y un punto de sal.
  3. mezclar cuidadosamente para que no se bajen.
  4. Poner en una bandeja de horno o en un molde grande ya que no queremos que quede muy grueso.
  5. Hornear a 180º durante unos 10 minutos. No pasarse con el horneado, que queda seco.
  6. Sacar y dejar enfriar.
  7. Cortar con la forma deseada y colocar en el fondo del molde que se va a usar para el montaje de la tarta. Es importante tenerlo preparada para cuando esté lista la mousse ya que si no, se puede empezar a cuajar y no queda bien nivelada.

Sirope de chocolate:

  1. Poner a hervir el agua con el azúcar y el chocolate hasta conseguir una textura de sirope ligero.
  2. Bañar con un pincel el bizcocho.

Mousse de nutella:

  1. Fundir en el microondas la nutela con la leche y el chocolate fondant.
  2. Añadir las gelatinas previamente hidratadas bien escurridas.
  3. Remover bien y, si es necesario, colar. A mi me gusta colar la preparación siempre.
  4. Semimontar la nata.
  5. Montar las claras a punto merengue, es decir, que  si le damos la vuelta al bol no se caiga nada.
  6. Mezclar la nata con la preparación de nutella cuidadosamente.
  7. Mezclar las claras con movimientos envolventes para que se no pierda aire.
  8. Echar rápidamente la preparación en el molde con el bizcocho de fondo.
  9. Refrigerar al menos cuatro horas, pero mejor dejar toda la noche.
  10. Al día siguiente y antes de bañarla, meterla un rato al congelador.

Baño de espejo:

  1. Poner todos los ingredientes menos las gelatinas en un cazo y calentar a 65º. Retirar y dejar enfriar hasta 50/60º.
  2. Añadir las gelatinas bien escurridas.
  3. Colar y dejar en una jarra.
  4. Remover de vez en cuando y usar cuando coja punto de napa.

Montaje:

  1. Una vez refrigerada la tarta en el congelador, disponerla sobre una rejilla con una bandeja debajo para recoger el baño que sobre y poder reusarlo.
  2. Echar despacio el baño por encima asegurándonos de que queda bien cubierta por todos los lados.
  3. Dejar cuajar bien dentro del frigorífico y decorar al gusto.

Nota: Si se decora con cornete de chocolate blanco (en este caso) antes de que se cuaje el baño, la decoración quedará al mismo nivel que el baño, plana. Si se espera, quedará en relieve. A mi me gusta más en relieve pero queda muy bien de las dos formas.





jueves, 6 de julio de 2017

VASITOS DE MOUSSE DE COCO Y PIÑA CON ANÍS




Coco y piña, tropical y maravillosa combinación de sabores. Es una de mis preferidas.

La receta de esta mousse la hicieron en la escuela de cocina mis compañeros para una preparación mucho más complicada. Les quedó tan buena que la he querido repetir. Eso sí, cambiando algunas cosillas.





Los vasitos son una forma de servir los postres muy cómodo. Sobre todo cuando tienes que transportarlos. Admiten numerosas combinaciones y quedan muy aparentes.

Estos vasitos llevan un fondo de galleta molida y mezclada con un poco de almíbar de piña y anís, una capa de piña en trozos cocida con anís, la mousse de coco y, como final, un merengue italiano.




 VASITOS DE MOUSSE DE COCO Y PIÑA CON ANÍS

Ingredientes:


  • 1/2 paquete de galletas tipo Digestive
  • 1 piña natural pelada y cortada en dados
  • 1 vasito de anís
  • Agua y azúcar para preparar un almíbar (200 gr de cada)
Mousse de coco

  • 1 lata de leche de coco
  • 200 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 6 yemas
  • 125 gr de azúcar
  • 5 hojas de gelatina hidratadas en agua fría
  • 125 gr de nata líquida
Merengue italiano

  • 3 claras de huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 25 gr de agua
Elaboración piña:

  1. Hacer un almíbar con el agua y el azúcar.
  2. Añadir el anís y dejar macerando la piña de un día para otro.
Nota: la próxima vez prepararé la piña con el anís a la plancha. Me han dicho mis compis que así es como la hicieron ellos.


Elaboración mousse:
  1. Calentar la leche de coco con la leche normal y la vainilla.
  2. Blanquear las yemas con el azúcar.
  3. Verter la leche caliente poco a poco sobre las yemas sin parar de remover.
  4. Volver a calentar todo junto removiendo hasta que alcance 85º C.
  5. Añadir las gelatinas bien escurridas y mezclar bien.
  6. Montar la nata bien fría y reservar.
  7. Preparar el merengue italiano.
  8. Mezclar con cuidado primero la nata y luego el merengue 

Montaje:


  1. Ponemos la galleta triturada y la repartimos en el fondo de los vasitos.
  2. Añadimos la piña en dados con un poco de jugo de maceración.
  3. Ponemos encima la mousse de coco y dejamos reposar en el frigorífico hasta que cuaje.
  4. Decoramos con el merengue italiano y lo quemamos con soplete.



domingo, 25 de junio de 2017

RETO ALFABETO DULCE: TARTELETAS DE MELOCOTONES AL VINO




Otro reto "Alfabeto dulce" más, ¡y van once!, Esta vez he sido una de las encargadas de elegir ingrediente. Me tocó la letra M y después de barajar distintas posibilidades, nos decidimos por el melocotón. La otra letra era más difícil, la O. Bueno, pues obleas, que también dan mucho juego.

Aquí están los ingredientes invitados:



 


Dentro de "obleas" se podía elegir entre múltiples posiblidades: las cuadradas para helados, pasta filo, etc. Y también, las de toda la vida, las de la Cocinera o similares.
Bueno, pues yo las he usado como base de estas minitartaletas de melocotón.







En la Rioja usamos el vino para todo: para beber, cocinar o tirárnoslo unos a otros. Si alguien no se lo cree, que se pase el jueves 29 por Haro y comprobará que no miento... En este postre he reunido un poco de todo lo más representativo de La Rioja ya que las tarteletas llevan, además de las obleas como base, una crema de almendras parecida al relleno de los famosos fardelejos de La Rioja Baja y por encima de la crema, melocotones fileteados y ligeramente cocidos en un almíbar de vino tinto, postre típico riojano.





TARTELETAS DE MELOCOTONES AL VINO TINTO


Ingredientes:


  • 1 paquete de obleas

Crema de almendras:


  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 50 gr de azúcar
  • 1 chorrito de vainilla
  • 1 huevo
  • 80 gr de almendra molida
  • 10 gr de maizena
  • 100 ml de nata líquida

Almíbar:

  • 250 ml de vino tinto
  • 100 gr de azúcar
  • 3 melocotones fileteados

Elaboración:

  1. Forrar moldes individuales o de muffin con las obleas.
  2. Preparar la crema batiendo la mantequilla con el azúcar y la vainilla a punto pomada.
  3. Añadir el huevo y seguir batiendo.
  4. Mezclar la almendra con la maizena y unir a la masa anterior.
  5. Por último, echar la nata líquida y mezclar bien.
  6. Rellenar las tartaletas con la crema y hornear a 180ª durante unos 18 minutos.
  7. Mientras preparar el almíbar cociendo el vino con el azúcar y un palo de canela durante unos 5 minutos.
  8. Añadir los melocotones y dejar cocer un par de minutos.
  9. Cuando estén las tartaletas colocar los melocotones en forma de flor o con otra decoración al gusto.
  10. Pincelar con el almíbar sobrante. 



jueves, 25 de mayo de 2017

DÉCIMO RETO ALFABETO DULCE: GOFRES DE ZANAHORIA Y PEPITAS DE CHOCOLATE





¿Quién dijo que no se puede desayunar sano y rico a la vez?. Bueno, pues si lo dijo alguien estaba totalmente equivocado. Y para prueba, aquí están estos gofres.





Un mes más, fiel a mi cita con el reto "Alfabeto dulce" de Ana Espadas y su blog "Cook the cake", os propongo este desayuno o merienda que contiene los dos ingredientes elegidos esta vez: zanahorias y chocolate.

Como siempre, antes de decidirme por una receta, me he recorrido el mundo dulce de Internet, ¡ahí es nada!. Siguiendo la tendencia de los postres especiales para gente con alergias o dietas especiales, he elegido estos gofres que están hechos sin productos lácteos, sin huevos y sin mantequilla. Vamos, aptos para casi todos. Si alguien los quiere también sin gluten, lo único que tiene que hacer es sustituir la harina integral de trigo por harina integral de arroz, de venta en herboristerías.




La masa se prepara con leche de almendras y aceite de girasol en lugar de leche y mantequilla, y no lleva huevo. Las zanahorias se añaden ralladas muy finas y también se le añaden pepitas de chocolate.  No son muy dulces por lo que agradecen el sirope de arce o cualquier otra salsa o simplemente azúcar glas.






GOFRES DE ZANAHORIA Y PEPITAS DE CHOCOLATE

Ingredientes:

Secos:

  • 230 gr de harina integral
  • 60 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharada colmada de maizena
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • 40 gr de coco rallado
  • Una pizca de sal
  • Especias al gusto: canela, nuez moscada y jengibre molido
Húmedos:

  • Una zanahoria mediana rallada fina
  • 360 ml de leche de almendra
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • Pepitas de chocolate
Elaboración:

  1. Poner todos los ingredientes secos en un bol y mezclar bien.
  2. Poner todos los ingredientes húmedos en otro bol y mezclar.
  3. Echar los ingredientes húmedos o líquidos sobre los secos y remover con una espátula hasta conseguir un masa uniforme.
  4. Calentar la gofrera.
  5. Añadir media taza de masa a cada hueco del gofre y extender bien.
  6. Cerrar la gofrera y dejar unos 3 minutos (depende de cada gofrera y de lo tostados que nos gusten).
  7. Sacar y espolvorear con azúcar glas o bañar con alguna salsa o sirope de arce.
Los gofres saben mejor recién hechos y calentitos. Yo les he añadido azúcar perlado antes de cerrar la tapa de la gofrera. No se aprecia pero le da un toque de dulzor muy bueno.





¡¡A disfrutar!!, que más fácil no puede ser.

viernes, 19 de mayo de 2017

TARTA DE FRESAS



Esta tarta de fresas no la hacía desde hace... bueno, muchos, muchos años. Fue una de las primeras que aprendí y, desde luego, mi primer contacto con la masa quebrada que, dicho sea de paso, me dio bastantes quebraderos de cabeza.




La masa quebrada es, en realidad, muy fácil de hacer. El único "secreto" es no amasar demasiado y, por supuesto, nunca como si fuera una masa de pan. Ese era mi principal error al principio. Dale que te pego, amasa que te amasa pensando que así me quedaría mejor. El resultado siempre era un ladrillo en lugar de una galleta quebradiza que es como tiene que quedar. Bueno, que nadie nace enseñado, y cuando una es autodidacta pasa lo que pasa. 

Para hacer una buena masa quebrada hay que respetar las proporciones. Yo siempre uso la regla 1-2-3, es decir, una parte de agua, dos partes de mantequilla y tres partes de harina. Además hay que añadirle una pizca de sal y, si es dulce, la misma cantidad de azúcar que de agua. Fácil, ¿no?.

Primero se mezcla la harina con la mantequilla muy fría en trozos, la sal y el azúcar si lo lleva, hasta que queda como una arena. Luego se añade el agua, también muy fría, Se forma una bola sin amasar y se deja reposar en el frigorífico envuelta en plástico, Este reposo es muy, muy importante. Se puede hacer incluso de un día para otro, siempre y cuando la masa esté bien envuelta.
Después del reposo se estira con rodillo y se forra el molde.




Pero bueno, vamos con la receta.


TARTA DE FRESAS

Ingredientes:

Masa quebrada:

  • 200 gr de harina de repostería
  • 100 gr de mantequilla en cubitos muy fría
  • 50 gr de azúcar 
  • 50 gr de agua helada
  • Una pizca de sal
  • Una cucharadita de vinagre
Fresas:

  • Un quilo de fresas
  • 50 gr de azúcar 
  • Una cucharadita de fécula de patata (o agar-agar o hojas de cola de pescado)

Elaboración:

  1. Preparar la masa quebrada mezclando la harina con la mantequilla, la sal y el azúcar hasta que quede como arena.
  2. Añadir el agua y la cucharadita de vinagre y formar una bola amasando lo menos posible.
  3. Envolver en plástico y reposar en frigorífico una hora por lo menos.
  4. Lavar las fresas y seleccionar las más bonitas.
  5. Trocear el resto y ponerlas a cocer con el azúcar y un vasito de agua.
  6. Cuando se hayan cocido, colarlas y reservar el caldo obtenido.
  7. Pasado el tiempo de reposo, extender sobre superficie enharinada la masa con el rodillo.
  8. Forrar el molde con la masa, pincharla con un tenedor y poner encima un papel de hornear sobre el que se colocan alubias para evitar que la masa suba. Esto es lo que se llama hornear en blanco o a ciegas.
  9. Meter al horno a 180º durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, quitar el papel con las legumbres y hornear 5 minutos más.
  10. Disponer las fresas reservadas sobre la tarta.
  11. Poner a cocer el caldo de fresas separando un poco.
  12. En el caldo separado disolver la fécula de patata y añadir al resto cuando empiece a hervir.
  13. Dejar cocer un minuto sin dejar de remover y echar por encima de la tarta.
  14. Enfriar en el frigorífico antes de consumirla.





Y estas fotos para que se vea el mantel tan bonito que me ha regalado mi amiga Teresa. ¡¡Gracias otra vez!!






viernes, 12 de mayo de 2017

PASTEL DE QUESO JAPONÉS










La verdad es que no conozco mucho la cocina japonesa pero su repostería me gusta. Al menos lo que he probado hasta ahora...
Este pastel de queso es superesponjoso y muy ligero. por eso se le llama también pastel de algodón. 




La receta es muy fácil pero hay que respetar la temperatura del horno y los tiempos de cocción y enfriado. Ahí reside es secreto de la esponjosidad del pastel. Si no los respetamos o enfriamos rápidamente el pastel, este colapsará y se quedará convertido en una quesada.




Pues vamos allá.




PASTEL DE QUESO JAPONÉS


Ingredientes:


  • 250 gr de queso crema
  • 6 huevos separadas yemas y claras
  • 140 gr de azúcar (70+70)
  • 60 gr de mantequilla
  • 100 ml de leche entera
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 60 gr de harina de repostería
  • 70 gr de maizena
  • Una pizca de sal
  • Cremor tártaro o una pizca de sal y un poco de zumo de limón para montar las claras

Elaboración:

  1. Encender el horno a 200º.
  2. Preparar un molde alto (unos 8/10 centímetros) y 20 cm de diámetro. Forrar el fondo con papel y engrasar ligermente las paredes.
  3. Meter un minuto al microondas la leche con la mantequilla.
  4. Batir el queso crema en un recipiente sobre otro con agua caliente.
  5. Añadir 70 gr de azúcar y seguir batiendo.
  6. Agregar la mezcla leche-mantequilla y remover bien.
  7. Echar las yemas y el zumo de limón y acabar de mezclar.
  8. Tamizar juntas la harina y la maizena con la sal y unir con la mezcla de queso.
  9. Montar las claras con los 70 gr de azúcar restantes y el cremor tártaro hasta conseguir picos.
  10. Mezclar cuidadosamente con la mezcla anterior hasta que quede homogénea.
  11. Verter la mezcla en el molde y hornear al Baño María:
  • 18 minutos a 200º
  • 30 minutos a 140º
  • 30 minutos con el horno apagado y la puerta de este cerrada
  • 30 minutos fuera del Baño María y con la puerta abierta
  • Cuando esté totalmente frío, desmoldar.
Al principio crece muchísimo pero, a medida que se va enfriando, baja hasta quedarse en el borde del molde.






Como era para pagar una  deuda dulce que tenía no le he podido hacer muchas fotos, así que esta vez será una entrada sin mucho colorido.